Tutorial de permacultura

¡Buenos días! ¿Quieres aprender algunos trucos de agricultura sostenible, regenerativa y respetuosa con el medio y las personas? ¿Y además, con mínimo esfuerzo? ¡Vamos!

En la década de los 70, Bill Mollison y David Holmgren inventaron el término “permacultura”: originalmente se refería a “agricultura permanente”, pero hoy por hoy la permacultura se ha extendido a otros muchos ámbitos, como el social. La idea es desarrollar una cultura circular, permanente, imitando los patrones de la naturaleza para construir un hábitat sostenible tanto para los humanos como para el resto de seres y formas de vida que habitan nuestra tierra, agua y aire. La naturaleza se mantiene siempre bullente  aun teniendo recursos finitos: si observamos cómo lo hace, podremos imitarla y conseguir cubrir nuestras necesidades sin que sea a costa del equilibrio ecológico. Los tres ejes de la permacultura son el respeto a las personas, el respeto al medio, y el reparto justo de excedentes. Además de estos tres ejes, hablamos de 12 principios, que no se limitan a la agricultura, sino que tienen un marcado componente social y de transformación de nuestro mundo en otro mejor, más verde, más equitativo.

Alguna vez escuché que “la permacultura es la horticultura de la gente vaga”. Si aprovechamos los influjos de la naturaleza, como la dirección del viento o del agua, las horas de sol, las asociaciones de cultivos… la cantidad de esfuerzo que tenemos que añadir se va reduciendo más y más. Puede que haya que invertir más tiempo a la hora de hacer un diseño, o trabajar un poco más duro al principio, pero si somos capaces de imitar la naturaleza, llegará un momento en que nuestro espacio se mantenga prácticamente por sí mismo. Investiga, por ejemplo, los proyectos de bosque comestible.

Si te pica la curiosidad, la cantidad de recursos permaculturales es infinita. Seguro que encuentras algo que encaja contigo. Además, seguro que ya hay muchas cosas que haces que pueden ser catalogadas como permacultura… ¡y no lo sabes! Aquí te traemos tres trucos muuuuy básicos, y que seguro que has visto en el huerto de tu abuelo/a. A fin y al cabo, la permacultura no está inventando nada, sino imitando y recopilando conocimiento ancestral de nuestros antepasados, y también de nuestro medio natural.

En el vídeo te enseñamos:

  • técnica del acolchado: dale vida a las “malas” hierbas usándolas para nutrir tu suelo y mantener la humedad del mismo durante más tiempo.

  • atrapa-caracoles: saca de tu huerto a estos preciosos pero molestos moluscos, sin hacerles daño, usando una teja o una superficie que retenga humedad para almacenarlos y trasladarlos a otro lugar.

  • malas hierbas comestibles: no existen “malas” hierbas, sino hierbas que no son productivas para nosotros… aparentemente. Te presentamos la verdolaga, una planta muy frecuente en nuestros huertos que, además de mantener a raya a otras más invasivas, ¡es comestible y tiene un montón de propiedades!

Si te quedas con ganas de más, te recomendamos:

BUENO, Mariano, 2012. Manual práctico del huerto ecológico: huertos familiares, huertos urbanos, huertos escolares. Estella, Navarra : La Fertilidad de la Tierra. ISBN 9788493630881.

El horticultor: el planeta primero [en línea]. [Consultado: 7 agosto 2020]. Disponible en: <https://elhorticultor.org/>

FUKUOKA, M. (2011). La Revolución de una brizna de paja: una introducción a la agricultura natural. Olba : EcoHabitar. ISBN 9788461519569.

MOLLISON, B. (1994). Introducción a la permacultura. Tyalgun, NSW : Tagari Publications. ISBN 9780908228096.

Permacultura Ibera [en línea]. [Consultado: 7 agosto 2020]. Disponible en: <http://www.permaculturaibera.org/>

Permaculture women’s guild [en línea]. [Consultado: 7 agosto 2020]. Disponible en: <https://www.permaculturewomen.com/>

Roots n permaculture [en línea]. [Consultado: 7 agosto 2020]. Disponible en: <http://www.rootsnpermaculture.com/index.php>

Leave a Reply